Reyes Baeza: Un resultado incongruente con la calidad de su campaña.

El futbol y la política tienen en algo común: no siempre gana el equipo que hace el mejor juego. El resultado de la reciente elección de Senadores de la República, en la que participó el ex gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza Terrazas, candidato al Senado postulado por el Partido Revolucionario Institucional, es una evidencia del factor circunstancial que, como en el deporte, suele estar presente en la política. Los elementos que influyeron en las históricas elecciones nacionales del 1 de julio de 2018, fueron varios, el más notable, y quizá principal, fue el avasallador efecto del triunfador de los comicios, Andrés Manuel López Obrador, que en unos casos benefició a cientos de candidatos movidos por la poderosa inercia electoral que generó el tabasqueño, y en otros perjudicó a muchos, que de no ser por la deslumbrante popularidad de López habrían podido demostrar en las urnas el brillo de sus luces propias.

El éxodo de miles de militantes y simpatizantes del PRI hacia otros partidos, y mayoritariamente hacia las filas del lopezobradorismo y MORENA, fue un lastre cuyo peso se hizo sentir en los resultados de las elecciones. También pesó el voto de castigo o desaprobación, emitido por priistas y simpatizantes que al tener cierta inconformidad con el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, negaron el respaldo a José Antonio Meade, candidato oficial a la Presidencia de la República. No menos significativo fue el sentimiento de oprobio que aún persiste en Chihuahua, debido a múltiples señalamientos que gravitan sobre la administración estatal anterior, mismos que, independientemente del grado de veracidad que éstos puedan tener, el actual gobierno ha explotado mediática y judicialmente de manera sistemática e institucionalizada -“Operación Justicia para Chihuahua”-, avivando el encono colectivo con un indiscutible sentido político-electoral.

Además de contar con una trayectoria política más solida que el resto de los aspirantes chihuahuenses al Senado, Reyes Baeza fue el único candidato que recorrió toda la geografía estatal, estableció contacto personal con la gente de todos los lugares, y ofreció entrevistas en prácticamente todas las estaciones de radio ubicadas a lo largo y ancho del Estado, durante 90 días en los que realizó un intenso proselitismo. La campaña electoral desplegada en la entidad por el ex mandatario oriundo de Delicias, también superó con mucho a las campañas del resto de los candidatos postulados al Senado por los demás partidos, porque fue la única que contó con una vasta estructura territorial, misma que fue operada en todos los municipios por cientos de mujeres y hombres priistas con experiencia política, convicción y orgullo de pertenencia, gestados a través de años de militancia ininterrumpida en su partido.

Asimismo, la Campaña de Reyes Baeza fue muy superior a las de sus competidores porque fue el único que formuló y divulgó en forma pública compromisos concretos con los chihuahuenses, a través de una agenda legislativa y de gestión, en la que describió una gama iniciativas legales, así como de propuestas específicas para la gestión de apoyos y beneficios dirigidos a diversos sectores de la población, principalmente a adultos mayores, niños, jóvenes y madres de familia. No es falso afirmar que la campaña del candidato del PRI al Senado de la República, fue, desde los puntos de vista técnico y político, prácticamente perfecta, sin embargo, en la política, como en el futbol, no siempre gana el que juega mejor y con más clase, sino el que mete los goles u obtiene los votos, según sea el caso. Cuanta razón tenía el célebre Artemio Iglesias, cuando solía decir: “Los votos no se califican, se cuentan”.

(Visitas 164 )
Please follow and like us:

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *