Tienen miedo de que la cárcel afloje a Gutierrez: Javier Corral

El gobierno de Peña Nieto quiere a toda costa tener el control del detenido Alejandro Gutiérrez, porque tienen mucho miedo de que la cárcel afloje su lealtad y le tienen miedo a que hable, por eso la feroz embestida en contra de Chihuahua, denunció el gobernador Javier Corral.

En entrevista con Jonathan González, del Noticiero por la Mañana de Radio  Lobo, el gobernador señaló que la gran simulación, las burdas acciones, desaseadas y contrarias a derecho que están tomando –el Gobierno Federal– para arrebatar los juicios por desvíos de recursos en Chihuahua, en realidad lo que pretenden es salvar al propio régimen porque ya se van y quieren dejar librada la situación lo más que se pueda.

“Quieren tener bajo control este asunto y al detenido, porque lo que está en el fondo es que tienen miedo, mucho miedo de que la cárcel afloje a Gutiérrez; la cárcel debilita las lealtades, porque la reclusión es un fenómeno –yo me supongo–, muy dramático en la vida de una persona, la pérdida de la libertad. Ahí las lealtades más cómplices terminan debilitándose y le tienen miedo que hable, porque Alejandro Gutiérrez es el gran operador de una operación que se le llamó Zafiro, en donde muchos recursos de estados del país salieron a través de empresas fantasmas para destinarse a las campañas federales”, expresó Corral Jurado.

Agregó que otra realidad es que se pretende despojar a los chihuahuenses del derecho de hacer justicia cuando son los chihuahuenses los agraviados, porque era dinero de Chihuahua y el delito fue investigado por chihuahuenses y porque decidieron enfrentar la corrupción.

Por todo ello es que está convocando nuevamente al pueblo de Chihuahua a la Segunda Asamblea Informativa, para darle a conocer todo lo que está pasando en torno al proceso de extradición del exgobernador César Duarte y toda la operación del Gobierno de la República para protegerlo.

Porque “es verdaderamente vergonzoso, ridículo, que los amparos de César Duarte en contra de las órdenes de aprehensión se estén radicando en tribunales federales del Estado de México. Estamos enfrentando momentos de gran cinismo político en el país y quiero, una vez más, acudir al pueblo de Chihuahua y poner a su consideración una serie de medidas de carácter político, social, jurídico y comunicacional, para llamar la atención del país sobre este incumplimiento de la Secretaría de Gobernación, de la Presidencia de la República”.

Debo decirle al pueblo de Chihuahua, abundó, cómo no solamente quieren librar la elección con el caso de Duarte, sino en realidad, cómo quieren ellos mismos tratar de cerrar lo más que puedan los asuntos que los puedan involucrar, porque si de algo sabe Peña es que ya se va y se va en condiciones muy cuestionadas en asuntos que necesariamente se van a tener que abrir tarde que temprano en el país”.

Al respecto, advirtió que Peña Nieto no podrá salvarse, ni aunque el próximo presidente de México le dijera que los van a perdonar, eso es imposible y cuestionó: “o qué, los estados estamos cruzados de brazos, qué no tenemos acción en la iniciativa para presentar denuncias? Para luego reiterar que no habrá manera de que Peña se libre.

Durante la entrevista reiteró cómo la actuación del Gobierno Federal ha sido de simulación en torno al caso de César Duarte, como el incumplimiento del acuerdo firmado el 3 de febrero en el que sólo se realizó la devolución de los 900 millones de pesos que fuera retenidos ilegalmente por la Secretaría de Hacienda federal, pero de lo demás, ni las multas en contra de los fiscales de la Operación Justicia para Chihuahua.

Dijo que semanas atrás tuvo una reunión con el secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida, quien –como si no estuviera enterado—le preguntó ¿cómo iban las cosas? Y cuando le dijo que era puro cuento, pura simulación, hasta ofreció nombrar a un fiscal especial para que acelerara las cosas.

Javier Corral señaló: “Contra nosotros se están cebando de esta forma porque tomamos la decisión de combatir la corrupción política en todos los niveles, porque yo no hice lo que hicieron otros gobernadores, incluidos de mi partido: encapsularon las investigaciones, y mientras no tocara el ámbito nacional, perfectamente todo muy bien”.

La decisión que nosotros tomamos, insistió, fue investigar las redes de corrupción y sí, estamos enfrentando la represalia del Gobierno, sí, la furia del  Gobierno Federal, pero eso no es nada para lo que la dignidad del pueblo de Chihuahua significa.

Javier Corral reiteró invitarlos a todo el pueblo de Chihuahua para que asistan el próximo domingo 15 de abril, a las 11:00 de la mañana en la Plaza del Ángel de la capital del estado, para que acuda a manifestarse, a que dé una muestra de que a no nos van a atropellar.

(Visitas 142 )
Please follow and like us:

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *